jueves, 10 de agosto de 2017

En librería Alma Matter homenaje al líder histórico de la Revolución



La librería Alma Matter de Infanta y San Lázaro en Centro Habana mantiene abierta hasta el 30 de agosto actual una exposición de fotografías del líder histórico de la revolución cubana Fidel Castro Ruz.

Las instantáneas recogen momentos inolvidables de la vida de Fidel en su vinculación estrecha con el pueblo antillano.

Este sábado 12 de agosto acogerá un encuentro especial del trovador Juan Carlos Pérez, y sus invitados, dedicado a recordar con canciones y poemas el natalicio hace 91 años un día 13 del eterno Comandante en Jefe.

El espacio cultural de  Centro Habana tiene reducido su intercambio con el público  y sólo ofrece las lecturas comentadas los martes, debido a problemas con su climatización.

El centro es una fuente de acervo cultural por sus valores académicos, literarios, de las ciencias sociales y exactas, y  está adscripto a la Universidad de la Habana.

Ofrece servicios a estudiantes y profesores, pero también al público general.   
La librería Alma Matter de Infanta y San Lázaro en Centro Habana oferta además de novedades literarias, servicios de salas de navegación .cu, de impresión, fotocopias y scaneado.

La institución permanece abierta entre lunes y  sábado, desde las 10 de la mañana y hasta las 6 de la tarde. 

Desde Centro Habana un reclamo a la paz mundial



Varias generaciones de habitantes de Centro Habana reiteraron este 8 de agosto la necesidad de un mundo de paz y amor, durante un acto dedicado a recordar las víctimas de los bombardeos de Estados Unidos contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en 1945 en Japón.

El encuentro tuvo por sede un espacio, quizás único en el mundo, nombrado el callejón de la paz, en el  que cada año se encuentran los centrohabaneros de todas las edades para decir adiós a las guerras y clamar por un mundo de armonía.   

En el intercambio fueron entregados los premios a los ganadores de sendos concursos infantiles de literatura y artes plásticas dedicados a las efemérides y estuvieron presentes dirigentes del movimiento cubano por la paz, vecinos del barrio y amigos de Cuba llegados desde España, Estados Unidos y Colombia.

Esos certámenes los promueve en Centro Habana el proyecto de la casa del niño y la niña.
 
En el acto se presentaron los coros Estrellitas, de niños, una cantoría de adultos mayores, e integrantes de la tercera edad de la escuela cubana de wushu, entre otros exponentes de la cultura.  

Sin embargo, lo más significativos es que varias generaciones de cubanos y de otras partes del mundo allí reunidos en el callejón de Centro Habana dijeron no a la guerra, convencidos de la máxima del héroe nacional José Martí de que el porvenir es la paz.

lunes, 20 de marzo de 2017

Intercambio generacional en Unidad de policías en Centro Habana



Emotivo encuentro de generaciones se suscita cada mediodía en la estación de la policía de Centro Habana, ubicada en la calle Zanja en esta capital. 


Allí en los predios de la antigua estación de policías del ejército de Fulgencio Batista, integrantes del Ministerio del Interior en formación intercambian al filo del  mediodía sus experiencias y razones por las que decidieron dedicar sus vidas a la noble tarea de preservar la seguridad ciudadana.


Las nuevas generaciones de integrantes de la Policía Nacional Revolucionaria se proponen junto a la voz del invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, cambiar todo lo que puede y debe ser cambiado.


Para que los ciudadanos buenos sientan que nunca son maltratados y quienes merecen ser recluidos sean tratados con todas las de la ley.


La máxima martiana de que hombres recogerá quien siembre escuela se vive aquí cada día.

 Pues así es la vida y de todos se puede aprender y todos podemos enseñar. Especialmente los que peinan canas y saben más por viejos que por diablo.


viernes, 17 de marzo de 2017

Nuevas formas de gestión exigen mejores maneras




En la calle Ángeles en Centro Habana funciona un restaurante paladar que deja mucho que desear.    

El cliente NO parece tener la razón, como reza el viejo proverbio, al menos eso sucede en esa Paladar, o nueva forma de empleo en Centro Habana nombrada Levon, donde incluso amenazaron a una pobre clienta y le explicaron  que NUNCA más volviera al lugar.

Allí un grupo de jóvenes ha olvidado la máxima e incluso amenazaron a una clienta que fue amablemente a reclamar su vuelto mal dado.

Si lo que les comento ocurre en las nuevas formas de empleo y eso que hace muchos muchos años ha habido relación oferta demanda, y el cliente siempre tenía la razón.

También pasan por Centro Habana en las noches algunos conductores de coches, quienes NO respetan los precios y quieren y cobran más de 5 cup por un tramo, como por ejemplo de Infanta y Manglar a Carlos Tercero en Centro Habana, poco más de 6 cuadras.

Nada que es indispensable cambiar sólo lo que deba ser cambiado y NO todo. Pues desde antaño en cualquier negocio el cliente siempre tiene la razón y chenche por chenche es guanajay… por tierra y 5 más 5 son 10.

Centrohabaneras que NO deben proliferar




Mercedes Estrada Rodríguez, enfermera de profesión, se ha cansado ya de atender pacientes y ahora No puede, o mejor dicho NO quiere, cuidar a su madre la nonagenaria Isabel Rodríguez Tondique. 

Aprovechando las bondades de la salud pública cubana Rodríguez Tondique será atendida en un centro de rehabilitación para adultos mayores en el municipio de residencia, donde recibirá asistencia médica, cuidados especializados y tendrá como compañía a otros ancianitos.

En mi opinión esto es bueno y a la vez NO. Porque la familia y su entorno no sustituyen el amor hacia y desde los nietos e hijos que rodean a la Tondique, aquejada de artrosis y hasta un poco de “demencia” senil.

Lo escribo entre comillas porque Isabel recuerda todo su pasado y hasta es capaz de bailar desde su asiento y sonreír, si se le habla al oído y canta.

Los hijos NO deben NUNCA agotarse en el devolver lo que recibieron de sus padres en cuanto a Amor, alimentación y buenas prácticas.

Tondique fue maestra e incluso educó a sus nietos en el amor al próximo y por eso recibe cuidados tiernos de su hijo Pepín y su Paul, quienes no escatiman esfuerzos en que la añosa consuma alimentos y asee a hora.

Pero los varones cubanos a veces NO “pueden”, aunque muchos con amor lo hacen cuidar de una persona con necesidades diferentes solos porque las mujeres nos han “enseñado” a ser las protectoras, cuidadoras y “responsables” de los hogares, donde haya o No miembros del sexo “ fuerte”.